Marca Personal: Guía Básica Para Mejorar tu Branding

La marca personal (también conocido en inglés como personal branding) es un concepto de desarrollo personal consistente en considerarse a uno mismo como marca comercial. Se trata de elaborar, transmitir y proteger la marca con ánimo de diferenciarse y conseguir el mayor éxito posible, tanto en las relaciones sociales como en las profesionales. Una marca es una promesa de valor. Las marcas desprenden valores y generan expectativas.

Branding o Marca Personal

A diferencia de otros enfoques en técnicas de mejora profesional que tienden a la mejora de características personales, la marca personal o personal branding tienden a la promoción personal a través de la percepción que otros tienen de uno mismo.

La marca personal está relacionada con la reputación digital, pero la forma en que se establecen las dos es diferente. La marca personal depende de un mismo, uno se la ha de construir. Por el contrario, la reputación la definen los otros, aunque puedes llegar a influenciar a través de tus acciones.

Desarrollar una marca personal no es sólo saber identificar las características que nos hacen diferentes, sino en saber cómo transmitirlas por sobresalido en un mercado competitivo y en constante cambio.

El concepto de marca personal es usado para que las relaciones interpersonales sean cada vez más anónimas. Cuando los humanos disfrutan de los mismos atributos (formación, experiencia, mismas aspiraciones), las personas tienden a convertirse en iguales.

Por eso para promocionarse individualmente, hay que diferenciarse y mostrarse de manera diferente y única. Por eso los profesionales que quieran diferenciarse para aumentar el valor de su trabajo o contribución personal, deben construir, promocionar, comunicar y proteger la marca personal.

El concepto de marca personal no significa convertir a las personas en objetos materiales, al contrario, significa evitar que la persona sea catalogada como un curriculum vitae, desapercibida, igual a otros. Quiere potenciar a la persona como diferente y capaz de aportar su valor único e irrepetible.

Uno de los más claros ejemplos de aplicación de marca personal se puede encontrar a la hora de buscar el nombre de una persona en Google. Las búsquedas que se obtengan, así como el orden en que aparecen, es la imágen que una persona está dando en el mundo.

Historia

Marca Personal

La marca personal o personal branding en la equivalencia inglesa, fue definido formalmente por Tom Peters en el año 1997 en un artículo titulado The brand called you.

Tres conceptos básicos

No importa el proyecto que tengamos en la red. Tanto si es un blog, una web o una tienda online, vamos a tener que aportar valor a nuestros lectores/clientes para tener las conversiones que uno desea. Pero no va resultar nada fácil, ya que existen muchos factores que ya de entrada no juegan a nuestro favor.

Para ello, vamos a tener que potenciar un sector que es de las cosas más importantes que hay en la red para generar conversiones, la marca personal.

Si tuviéramos que definir qué es la marca personal, simplemente es un concepto personal que se le podría catalogar como marca de “empresa” aunque en realidad no lo sea porque se trata de venderte a ti como individuo. Esto significa, que marca empresarial y marca personal vendría a significar exactamente lo mismo pero con esa pequeña diferencia que una empresa no es un “humano”.

Entonces sabiendo este pequeño concepto sobre el significado de la marca personal, ya nos podemos dar cuenta que si no hacemos nada por ello no va surgir. Esto es equivalente también a las empresas. Si nos fijamos en los anuncios que vemos a diario en el televisor, las grandes compañías que se pueden permitir el lujo de invertir fortunas publicitarias para ser conocidos constantemente están practicando su marca empresarial.

Esto significa, que si nos basáramos en la idea de las empresas, si potenciamos nuestra marca personal equivaldría a confianza y por lo tanto conseguiríamos:

  • Aumento de visibilidad
  • Aumento de credibilidad
  • Ventas aseguradas y en aumento
  • Mayor repercusión social
  • Más prestigio

La gestión bien optimizada en este campo solo son beneficios. Llegará un punto en que nuestras conversiones podrían incluso automatizarse por el simple hecho que ya tus propios lectores / clientes hacen de comercial por ti porque simplemente hablarán de ti y te recomendarán.

Dónde hacer marca personal

No precisamente se tiene que hacer en un solo sitio en la red. La diversidad hace que aumente las probabilidades de éxito y sobre todo de visiblidad más amplia, con lo que resultaría interesante utilizar estas herramientas que tenemos a nuestro alcance.

Por ello, voy a indicarte algunos sitios de internet donde podrías empezar hacer marca personal o branding personal y potenciarla:

En tu blog y de un tercero: los blogs es un potenciador de la marca personal. Es el lugar donde plasmas tus ideas, tu forma de pensar, de expresar y de crear emociones a todas las personas que te van a leer. Si además escribes en un blog que no es tuyo, se puede potenciar mucho más, ya que te expones a nuevos visitantes y con más probabilidad de captar visitas. El ejemplo más claro de ello soy yo mismo, que estoy escribiendo estas líneas en un blog que no me pertenece.

Las redes sociales: las redes sociales es uno de los mejores inventos de la época. La interacción es muy rápida y casi al instante.Tener una frecuencia de estancia en este lugar y captando personas que quieran seguirte desde allí es súmamente beneficioso. Estas personas compartirán tu contenido y llegarás mucho más lejos en poco tiempo.

En foros: si eres experto en un campo concreto, es tu mejor oportunidad para darte a conocer. Al ayudar a los demás, generás credibilidad y por lo tanto más opciones de visibilidad.

Las tres claves principales

Aunque lo anteriormente mencionado es también una de las claves importantes a destacar, creo que los tres conceptos básicos que te voy a mostrar es lo que puede marcar la diferencia a la hora de potenciar nuestra marca, y por lo tanto es crucial que la pongas en práctica:

Genera emociones: Una persona que tenga la capacidad de crear emociones al lector que está leyendo tus líneas escritas tiene una poderosa herramienta en su poder. Las personas ya no solo te comprarán porque tengas un buen producto, necesitan un motivo para invertir dinero en ti y eso solo se consigue siendo cercano y humano. Tener en cuenta que la competencia tendrá tus mismos productos o incluso mejores que los tuyos, tu lector/cliente tendría la excusa perfecta para no perder el tiempo contigo.

Antes que las ventas están las personas: Esto tienes que tenerlo muy claro. Si solo te enfocas en las ventas no vas a generar ni un solo euro. Las dudas y sugerencias que tengan las personas que interactúan en tu página es crucial que le prestes atención y que sobre todo se sientan asesorados por la persona en cuestión, ya que se sentirán mucho más cercana de la persona que pretende vender el producto y esto podría ser una clave exitosa.

El factor suscriptores importa: En el momento que una persona decide suscribirse a tu blog tienes ya un largo recorrido hecho. Es cuando puedes empezar a plantearte en ganar dinero. Piensa, que si esa persona ha decidido suscribirse en tu blog es porque definitivamente confía en ti.

Maneras de construir la marca personal

Hay diferentes maneras de construir la marca personal:

Web personal y/o blog. En los últimos tiempos el hecho de tener un blog bien actualizado, y con buenas referencias exteriores, ayuda mucho a que los buscadores de Google te posicionen en los primeros lugares de los motores de búsqueda con las palabras claves que se hayan escogido para definir ese bloque.

Este sitio web puede servir de escaparate de la marca personal de un individuo, donde se podrá explicar quiénes somos, qué hacemos y mostrar nuestro historial laboral, además de ofrecer vías de contacto.

Redes sociales: Son un posible escaparate para mostrarse a uno mismo. Hay que evitar entrar en el “autobombo” que está muy penalizado. Para entrar en las redes sociales se debe tener un objetivo muy marcado y debe definir estrategias que ayuden a conseguir los objetivos que se hayan establecido. hay que saber que cada red es diferente y actuar en consecuencia.

Lanzarse a internet y a las redes sociales sin estrategia y sin generar una propuesta de valor diferenciada y única es un error.

Los métodos idóneos para crear marca personal

  • Crear canales de comunicación de nuestra marca personal (blogs, redes sociales, aportaciones a diarios digitales…).
  • Crear contenidos de calidad y compartirlos.
  • Gestionar adecuadamente nuestros perfiles sociales.

Hacer algo en lo que destacamos y nos recuerden. Es lo que Txell Costa, en el libro Personal branding. Cómo Vender Más Y Encontrar Trabajo En La Era De Internet, define como propuesta de valor o valor diferencial, fruto de una fase de autodiagnóstico y estudio de la competencia.

Problemas

En internet cada usuario debe ser responsable de sus capacidades y que quiere aportar a la comunidad de Internet.

Debe establecer qué es lo que quiere decir para que la comunicación sea veraz, rica e integradora. Uno de los errores más comunes es planificar la comunicación en internet como unidireccional. La red tiene una capacidad integradora mayor, y obviarlo puede llevar a un fracaso de la marca personal de un individuo.

Los problemas básicos a la hora de crear la marca personal son:

  • Querer abarcar todos los públicos.
  • Quiso ofrecer cosas que luego no podrás continuar.
  • Ofrecer contenidos que no funcionen, y no los puedas arreglar.

Espero que te haya gustado este artículo, si tienes alguna duda o sugerencia estaré encantado de leer tus comentarios!

Johnny Galo

Co-Fundador de DKSignMT @DKSign eBuyer Coleccionista De Libros Y Relojes [Teatro De|Los Sueños]

Shares