Cómo Preparar una Ponencia

En el artículo de hoy te voy a contar como preparo mis ponencias y como empecé. No esperes teorías duras, ni secretos de grandes gurús, solo te voy a contar mi recorrido con algunos consejos finales.

Ya de pequeño, en el colegio, me encantaba lo de hacer trabajos, la mayoría de mis compañeros preferían hacer exámenes porque les daba pereza preparar un trabajo y sobre todo les daba mucha vergüenza lo de exponer.

En mi caso era al revés, siempre que podía cambiaba los exámenes por ponencias ya que le dedicaba las mismas o menos horas que mis compañeros a estudiar y encima disfrutaba mucho haciéndolas.

El ponente exhibicionista

Preparar una Ponencia

Este fin de semana con algunos colegas surgió el tema de las ponencias, uno de mis amigos, me volvió a preguntar por duodécima vez que si no me da vergüenza exponer.

Y la respuesta es no, una y mil veces no. Si vas con el tema preparado no tienes nada que temer, además que realmente es algo que me gusta y me divierte.

Entonces, otro de mis amigos me dijo que si no me siento un poco exhibicionista contando mi vida personal y los pormenores de mi trabajo en las ponencias.

Personalmente creo que cualquiera que se dedique a exponer (lo que sea, un comercial, un blogger, un presentador de televisión…) tiene algo de exhibicionista y me atrevería a decir incluso algo de egocentrismo.

Pero es mi opinión personal, a lo mejor estoy equivocado ¿Tú que opinas?

Mis orígenes como ponente

Bueno, como ya te he contado de peque me encantaba lo de exponer delate de toda la clase y la verdad, que aunque quede feo decirlo, se me daba muy bien.

Ya en la universidad, las posibilidades de exponer trabajos se reducía al mínimo, como mucho te mandan algún trabajo voluntario, pero sin posibilidades de poder exponerlo.

Aunque en alguna ocasión pude profundizar respecto a mis trabajos con una charla en el despacho del profesor.

Pero en una asignatura de derecho administrativo nos dieron la posibilidad de realizar un proyecto y exponerlo, delante de toda la clase. Esa exposición con su posterior rueda de preguntas sería la nota más importante de la asignatura (tendría el doble de valor que la nota del examen).

Me lo preparé a conciencia, lleve todo tipo de material audiovisual e incluso imprimí una guía para que pudiesen seguir la exposición. Gracias a ese trabajo conseguiría mi primera matrícula de honor en la universidad.

Mi primera empresa

A los dos días de salir de la universidad encontré trabajo en una consultoría (haciendo contabilidades y esas cosas tan aburridas) creo que aguanté un año, me aburría soberanamente, lo siguiente que hice fue trabajar 3 años en un banco en el que aprendería mucho de marketing, pero que también terminaría dejando tras estancarme profesionalmente. Quería y necesitaba más emociones.

Llegaría el reto más importante de mi vida, el país se encontraba en plena crisis (año 2009) y yo había dejado mi trabajo (que locoooooooo). Me tomé un tiempo de descanso para organizar mi vida y preparar mi empresa…

Siempre había tenido ganas de tener una empresa de organización de eventos y tuve la suerte de poder hacerlo realidad, era un no parar, eventos para empresas, bodas, bautizos, comuniones y algo que jamás me imaginé ni me había planteado, organización de despedidas de solteros/as, me tenías que ver, animando despedidas.

Como os podéis imaginar al principio del todo yo era el CEO, el SEO, el chico de las fotocopias, el administrativo, el comercial… y hasta el que organizaba “in situ” los eventos.

Lo mismo un día era experto en contratación de azafatas para ferias y congresos que al día siguiente era animador social en una despedida de soltera, y no os podéis imaginar lo exigente que es la gente por poco que hayan pagado para el evento, pero ahí estaba yo, dándolo todo y pasándomelo en grande.

Aunque para clientes difíciles los niños, no me habrán hecho sudar en los cumpleaños y comuniones…

Como os podéis imaginar se me quitó la poca vergüenza que me podía quedar. Y por lo que hablo con otros autónomos, les pasa lo mismo (cada uno con sus experiencias particulares).

Cómo preparar una ponencia

Bueno, llevo más 600 palabras y todavía no te he dicho ni “mu” de como preparo mis ponencias.

Comenzamos

#1. Nunca des nada por sabido, mantente actualizado y documentado constantemente

Da igual de lo que vayas a hablar y de lo mucho que controles el tema, ¿qué pierdes por ver qué y como hacen otros profesionales? Y muy importante, actualiza tus diapositivas, no basta con decir “bueno, esto era en el año 2010, ahora las cosas han cambiado”.

En la medida de lo posible participa activamente en foros, asiste a eventos, lee blogs de otras personas y por supuesto, escribe en tu propio blog.

#2. Con bastante frecuencias veo videos de ponencias en Internet

Pero no solo de temas que controlo y se me dan bien, miro videos de un tío vendiendo una aspiradora, o del loco este que se inventó Facebook, un tal Mark Zuckerberg ;), hablando de los buenos resultados del último año.

También miro videos mios, analizo los momentos en que me puse nervioso, o me equivoqué en algo e intento buscar los motivos para que no me vuelva a pasar. Todos somos humanos y es de humanos equivocarse. No pasa nada, pero hay que aprender de los errores.

Otro consejo importante que aprendí viendo programas tipo “Tu sí que vales” u “Operación triunfo”, parece increíble que se pueda aprender algo de esa basura de programas, pues si, lo que aprendí es que si te caes, te tienes que levantar dignamente y continuar, es muy posible que la mayoría de las personas no se hayan dado ni cuenta que has metido la pata con un dato.

#3. Preparo las ponencias a conciencia y mido los tiempos

Aunque sean ponencias que ya he hecho mil veces, la repito por lo menos una vez en casa e intento arreglar aquellas cosas que la última vez no me gustaron o considero que se pueden mejorar.

“Si algo funciona ¿por qué tocarlo?” básicamente para no aburrirte, no se a ti, pero a mi repetir lo mismo una y otra vez, año tras año me aburre soberanamente. Todo se puede mejorar.

#4. Durante la ponencia me muevo, gesticulo y hablo despacio

El motivo por el que me muevo es para tener entretenida a la gente, si te quedas quieto en un punto fijo llega un momento que desapareces de su ángulo de visión. No seas monótono ni con la voz ni con tus movimientos. Y por supuesto, siempre con una sonrisa en la cara.

De vez en cuando me intereso por el estado de mis espectadores, no cuesta nada preguntar si vas bien por ese camino. Pero un consejo, siempre pregunta cosas del tipo “¿me estoy explicando bien?”, nunca eches la culpa a tu audiencia con preguntas como “¿lo estáis entendiendo?” es la típica pregunta que solo le falta añadir la muletilla “es que como parecéis tontos…” Y jamás comiences una pregunta con un “no”, por ejemplo “¿No lo habéis entendido?” Ya les estas dando tú la respuesta, “NO”.

Y ya que estás se divertido, pero ojo, no caigas en ser un gracioso pesado sin gracias que solo dice tonterías.

#5. Todas mis ponencias son participativas

Pregunto mucho al público por sus experiencias y en la medida de lo posible intento hacer juegos y experimentos con ellos. Da unos resultados magníficos.

Eso sí, si alguien no quiere participar no soy pesado, lo más normal es que miren para abajo. No te ensañes, ya está, que el tío no tiene ganas de ser el centro de atención.

Si el tiempo de lo permite crea grupos de trabajo y dinámicas.

#6.  Una vez que termines la exposición y la rueda de preguntas intenta entablar una conversación informal con tu audiencia

Es la mejor forma de recibir un feedback directo por parte de tu audiencia. ¿Quién mejor que ellos para enterarte de si gusta o no tu forma de exponer? Eso sí, acepta las críticas, las buenas y las malas, no des mil justificaciones y motivos de porque has hecho las cosas, acéptalo y aprende. No ha gustado, bueno, no pasa nada, la próxima vez seguro que lo harás mejor.

#7. Ya que estas, aprovecha para hablar de tus casos de éxito y para dejar tus datos de contacto

Aunque no te lo creas no hay mejor forma de fidelizar al público que con una ponencia. Pero se original, no te limites a poner una diapositiva con un fondo blanco y tus datos de contacto. Sorprende a tu audiencia.

Y esto es todo por hoy. Espero que te haya gustado, si es así, te voy a pedir que me ayudes a dar a conocer mi humilde blog en las redes sociales, siempre digo lo mismo, empieza por darle al G+1 de Google Plus que hay un poco más abajo y después, si quieres y te apetece lo compartes en tu red social preferida.

¿A que no te quieres perder ninguno de mis artículos? A lo mejor es dar por hecho demasiado… pero si te suscribes a mi blog, recibirás todos mir artículos en tu e-mail y luego podrás elegir cuales te quieres leer y cuales no. Y no te lo voy a negar, me hace muchísima ilusión ver como van aumentando mi número de suscriptores día tras día. Cada nuevo suscriptor es especial.

¿Has hecho ya ponencias? ¿Qué trucos y consejos para hacer ponencias y exposiciones nos puedes dar?¿Cual es la mejor ponencia en la que has estado?

Johnny Galo

Co-Fundador de DKSignMT @DKSign eBuyer Coleccionista De Libros Y Relojes [Teatro De|Los Sueños]

Shares