Cómo Crear Tu Tienda Online En 7 Pasos Con Un Diseño Web Profesional

La venta online hoy en día es una realidad, funciona y cada vez existen más personas abonadas a las compras online. Como dato dejar que el comercio electrónico en España creció en 2014 un 22,5% respecto al pasado año con más de 17,2 millones de compradores online en España.

Es totalmente cierto que no os estamos descubriendo nada, eso sí, quizás puede sorprender los números del 2014. Si le estás dando vueltas a este tema y por tu cabeza cavila la posibilidad de vender a través de una tienda online. Es una tendencia actual abrir fronteras

Cómo Crear Tu Tienda Online En 7 Pasos Con Un Diseño Web Profesional

El inicio, el comienzo de una tienda online, un negocio o una trayectoria en cualquier campo nace casi siempre de la misma manera, con una idea. Por lo que ¿tienes una idea buena? ¿Tienes ganas de emprender un nuevo desafío?  Si es así posees ya la semilla para brotar en un árbol, pero no cualquier, sino que de frutos.

Antes de comenzar es importante dejar claro que montar una tienda online requiere trabajo, dedicación y ciertas artes para negociar y tratar con proveedores, fabricantes y clientes. Una vez aclarado esto procedemos a enumerar los 7 pasos para crear una tienda online.

1. ¿Vender productos propios o productos de otros?

Debe ser lo primero a plantearse, por algo tienes que empezar y lo ideal antes de montar una tienda online evidentemente es saber qué vamos a vender y de dónde los vamos a sacar. De ahí que tengamos que preguntarnos si poseemos un producto para vender o bien tenemos que buscar un distribuidores que nos proporcione esta demanda del cliente.

Ya sea creación nuestra, comprado al distribuidores hay dos formas de afrontar el comercio electrónico siendo nosotros el que administramos el stock o bien trabajando el dropshipping.

¿Qué es el dropshipping? 

Ahora bien, para quien le sea novedosa esta terminología, contaros resumidamente que se trata de la venta de un producto al cliente sin nosotros poseerlo realmente. Es decir, seríamos meros intermediarios en la operación. Acercamos un producto al cliente que una vez nos pida lanzaremos la orden al distribuidor que le mande a esta persona el producto comprado.

La gran ventaja para el comerciante minorista, nosotros, es que no necesitamos almacenar ningún producto y tan sólo nos haría falta un ordenador y conexión a internet. Cómodo ¿Verdad?

Pues ahora tendrá que encontrar un distribuidor que le haga dropshipping.

2. La Marca. Pensar en el nombre y el dominio de tu tienda online

En el siguiente punto deberemos centrarnos, una vez sabido lo que vamos a vender y el modo de venderlo, es el nombre comercial que llevará nuestra tienda y dominio. Recomendamos tomadlo con calma, una vez iniciado el proyecto no se recomienda cambiarlo, sería comenzar de nuevo. Por ello, tomen su tiempo, busquen el gancho, la originalidad y sin dejar de lado el posicionamiento web.

3. Encontrar una empresa para el Hosting

Llegó la hora de saber dónde se albergará la tienda online. El servidor es de vital importancia. Destacamos por encima de lo demás dos cosas a tener en cuenta: Usar un hosting compatible con el CMS a usar por lo que se ha de ir pensando un poco sobre qué aplicación irá montada la tienda online personalizada (recomendamos PrestaShop) y segundo, que el servidor use una IP nacional, lo creemos de vital importancia a la hora de ser del agrado del Sr. Google. Si pretendemos vender en España, que el dominio sea de origen español es importante.

Después se ha de tener en cuenta otros factores como espacio de almacenamiento, transferencia mensual (tráfico web), las backups automáticas, informarse sobre su soporte técnico, etc. Ante la duda lo mejor es dejar este tema en alguna persona experta que le pueda asesorar y ayudar.

4. Un distribuidor de garantías. Dropshipper

Si optamos por trabajar haciendo dropshipping, la tarea más complicada será sin duda encontrar el distribuidor de garantías. Para que su tienda online funcione y la experiencia del cliente sea óptima necesitará un distribuidor serio, que no falle y que preste ciertas características cómodas para la experiencia del cliente.

Cuando optamos por la opción del dropshipper es porque buscamos cierta comodidad y una inversión justa, por ello es importante contar con un distribuidor que no nos de quebraderos de cabeza, problemas a la hora de devoluciones o fallos frecuentes en el envío del paquete, ya sea por demoras o errores en la empaquetación.

 

5. Seleccionar el CMS: Drupal, WordPress, Prestashop

Después de saber qué vender, crear nuestra marca, mirar el servidor y hacerte con un distribuidor de garantías toca elegir un CMS (Sistema gestor de contenidos). Hacerte con uno de estos buenos gestores será clave para que la personalización y administración de tu día a día sea cómoda, fácil y eficaz.

Para ello también es importante cara al diseño web y las posibilidades que tendremos para realizar un atractivo y moderno trabajo sobre nuestra tienda.

Para la creación de una tienda online, nuestra recomendación hoy por hoy sería usar Prestashop como gestor y administración de tu tienda. En próximas entradas nos extenderemos en este punto.

6. Elegir los sistemas de pago

Una vez montada la tienda en el dominio comprado y servidor contratado nos toca introducir los productos, precios y lo más importante, las formas de pago. Hoy en día el 99% de las tiendas online ofrecen 4 pagos que son fundamentales para aportar al clientes las posibilidades más comunes que será una señal evidente de que es de fiar dicha tienda.

Las tiendas que ofrecer formas de pago como el contra reembolso es una señal clara de confianza. Además PayPal, Tarjetas de Crédito o Transferencia son algunas de las formas de pago más populares actualmente como método de pago en internet.

7. Conseguir clientes

Quizás sea el punto más complicado de tratar. Sin conseguir clientes todo el trabajo anterior realizado tiene poco sentido y este punto es el que necesitará más trabajo, esfuerzo y constancia. Es importante hacerse con un hueco dentro de internet y se pueden hacer principalmente por 3 caminos: Redes Sociales, pagando a Google o realizar posicionamiento web orgánico.

Estos puntos, si no tienes el conocimiento suficiente o la habilidad para batallar en este mundo, lo ideal es que confíes este trabajo a una empresa externa dedicada y especializada en este mundo. RRSS, SEM o SEO son campos habituales en empresas que ofrecen servicios para la captación de clientes por las distintas vías mencionadas anteriormente.

Con estos 7 pasos, bien ejecutados y con paciencia podrás impulsar o crear tu negocio online. Eso sí, dejamos claro desde el primer punto que el recorrido no es fácil, ni llano, lo más probable es que sea un trayecto en el que tendrás que trabajar y dedicarle tanto tiempo como un negocio físico. No os dejéis engañar por lo de una tienda online da dinero fácil. Eso no existe.

Johnny Galo

Co-Fundador de DKSignMT @DKSign
eBuyer Coleccionista De Libros Y Relojes
[Teatro De|Los Sueños]